BuscaReligiones.com
 : Famosas  : Cuentos  : Wallpapers  : Apellidos  : Juegos  : Poesias  : Humor  : Postales  : Curiosidades  : Call Center  : Piropos
 : Boletines  : Webmasters  : Biografias  : Remedios Caseros  : Mujer  : Plantas Curativas  : Cine  : Recetas  : Refranes
  MENU RELIGION
:: Indice del Web
:: Introducción
:: Buscador
:: Cristianismo
:: Islamismo
:: Judaismo
:: Budismo
:: Hinduismo
:: Otras Religiones
:: Otras Creencias
:: Mapas y Estadísticas
:: Poesias Religiosas
:: Todo Esoterico
:: Busca Profecias
:: Citas Religiosas
:: Refranes Religiosos
:: Postales Religiosas
 RECOMENDAMOS
Pág. 1 Pág. 2 Pág. 3 Pág. 4 Pág. 5 Pág. 6 Pág. 7 Pág. 8
Pág. 9 Pág. 10 Pág. 11 Pág. 12 Pág. 13 Pág. 14 Pág. 15 Pág. 16

LA RELIGIÓN ISLÁMICA


Precursores de Mahoma:

La tradición islámica se refiere a la aspiración de las tribus litolátricas de la Arabia preislámica a una vida mejor. La investigación admite la creencia en seres maléficos ultraterrenos, pero no permite vislumbrar la noción concreta de una vida futura o de la inmortalidad del alma. Se conocen algunas figuras privilegiadas del Hedjaz, anteriores a Mahoma, que profesaron un monoteísmo no identificable con el judío ni con el cristiano, que rechazaron las creencias y prácticas de sus contemporáneos, y que luego se mantuvieron apartadas de la renovación islámica. Se ha pensado que estas figuras se inspiraron en los gnósticos. La tradición les llama hanifs. De hecho, son precursores que preparan el ambiente para la labor sintetizadora de Mahoma, aunque luego disientan del profeta.

Mahoma:

El Profeta del Islam, Mahoma o Muhammad, también llamado Ahmad en el Corán, nació "el lunes 9 del mes de Rabi-Awal" (20 de Abril del año 571 d. C.). Pertenecía a la familia de los hachemitas, de ascendencia aristocrática, pero de posición humilde. Su padre, Abdalláh, y su madre, Amina, fallecieron siendo él muy joven. Se desconoce la mayor parte de su niñez y juventud, en que la tradición islámica supone que realizó varios viajes, estableciendo contacto con monjes cristianos. Su abuelo, abd- al-Muttalib y al fallecer éste, su tío, Abu Talib, recogieron al muchacho huérfano y procuraron su educación, en parte junto a su primo Alí.

A los veinticinco años, cuando ya se hallaba entrenado en el negocio caravanero, casó con una viuda rica, Jadicha, cuarentona, de la que tuvo varios hijos, sobreviviéndole tan sólo su hija Fátima, que casó con Alí. Del matrimonio del primo de Mahoma con su hija, surgiría la familia de los descendientes legítimos del profeta. "Abul Feda, príncipe de Hama a comienzos del siglo XIV, describe de este modo a Mahoma: era de talla mediana; tenía la cabeza grande y muy fuertes las manos y los pies; era de recios huesos y cuerpo vigoroso; su barba espesa, la color rosada, los ojos negros, muy agradable y noble rostro, lacio el cabello y el cuello blanco y terso como el marfil".

A los treinta años de edad (601 d.C.) experimentó una crisis espiritual en la que "recibió" el Corán, tras visiones nocturnas en las que "la sabiduría eterna selló sus leyes" (Corán 44,3). El destino humano le preocupaba: "Los incrédulos dicen: sólo tenemos una muerte que sufrir y no resucitaremos" (Corán 44, 33 y 34). El pensamiento en el más allá motivó su conversión: "Acuérdate del nombre de tu Señor y sepárate de todos los demás, para entregarte por completo a Él" (Corán 73,8). "Él es el Señor del Oriente y Occidente; no hay más Dios que Él: tómale pues, oh Mahoma, por tu patrono" (Corán 73,9). Esta afirmación monoteísta y la creencia en la resurrección, que aparecen en el judaísmo y en el cristianismo, debían significar una ruptura con el pasado preislámico y erigirse en puntos clave de la nueva religión.

Cuando Mahoma, percatado de su misión, que creía inspirada por Dios a través del arcángel Gabriel, empezó a predicar en La Meca, chocó con la indiferencia de sus conciudadanos y muy pronto, con la oposición abierta de los ricos, a quienes molestaba su mensaje de justicia social. Alláh, clemente y misericordioso, le llevó durante la noche "al templo lejano de Jerusalén (la tercera ciudad santa de los islamitas), cuyo recinto bendijo para hacerle ver sus milagros" (Corán 17,1). Esta división debía reconfortarle, pero el número de prosélitos seguía siendo exiguo, reducido al círculo de sus parientes y amigos íntimos. Dos de éstos, Abu Bekr y Omar, espíritus resueltos, figuraban entre sus primeros seguidores.








RECOMENDAMOS
Quieres recibir en tu correo las mejores Ofertas y Promociones de la red... totalmente Gratis!!!


Subir Subir Este web forma parte de la red de HGM Network. Subir Subir
Recetas de Cocina Felicidades!!! Webservicio La Mujer Online Mundo Mitologico
Busca Mi Foto Mis Apellidos ¿ Eres Curioso/a ? No Te Cases Busca Piropos
Envia Postales Email Diario Rincón de Poesia Citas Célebres El Refranero
Busca Cuentos Plantas Curativas Busco Acertijos Adictos al Cine 902 Internacional
Miles de Juegos Llamada Internacional Todo Esoterico Buscahoroscopo Busca Profecias
Fuentes True Type Busca Mi Foto Recibir Fax SMS Gratis Centralitas Virtuales
Líneas 800 Grabación de Llamadas Encuestas Telefónicas Botón de llamada Control de correo
Al visitar estas páginas, se entiende que acepta los Terminos y Condiciones de nuestros servicios y politica de privacidad y es mayor de edad en su Pais.
Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionarte un mejor servicio. Al hacer uso de esta web, aceptas los términos de acuerdo con nuestra política de uso y política de Cookies. ACEPTO